Descubrir nuestras habilidades profesionales demanda esfuerzo

El mundo se ha vuelto tan competitivo, que el mismo suele generar un conjunto diverso de patrones cognitivos, los cuales tienden a crear cierto caos y confusiones de todo tenor, relativos a las destrezas elegidas. Se trata de descubrir nuestras habilidades profesionales.

Los jóvenes de hoy tienen ante sus ojos un panorama profesional que bien les pudiese resultar prometedor y seguro, o quizá les aliente a una especie de parálisis, frustración y fracasos consecutivos.

En la medida que los elevados niveles de exigencia aumentan, mayores son los retos que mueven a las personas en materia de procurarse oficios con altos estándares económicos y técnicos.

Todo ello, por supuesto, nos lleva a un territorio complejo donde tenemos que evaluar, a cada instante, las capacidades aprendidas y preguntarnos si las mismas se corresponden con las implacables exigencias del mercado laboral.

Descubrir habilidades para llevar a cabo un oficio o desarrollar una profesión concreta, implica un proceso que puede revelarse a partir de dos condiciones.

En primer lugar, de manera innata, y en segundo lugar de forma progresiva, es decir, como bien lo expresa el licenciado en Psicología Ignacio Diorio “la vocación en parte se construye, y aparece a medida que le damos espacio para que surja. Muchas veces, más que algo innato, diríamos que es algo que se confirma y consolida  mientras crecemos y experimentamos con variados asuntos de la vida”.

Podés encontrar tus habilidades profesionales

Es evidente que existen personas que, por naturaleza, poseen capacidades extraordinarias para ciertos oficios. Pintura, Dibujo, Música, Cocina y algunos deportes son algunas de las disciplinas entre las que es fácil reconocer a quienes “han sido tocados por la varita mágica».

Sin embargo, más allá del don que inicialmente pueda identificarse para un excelente desempeño en tal o cual actividad, no alcanza.  Dependerá  desde luego, de las motivaciones y refuerzos que las personas encuentren en su medio para poder cristalizar estas aptitudes y, en consecuencia, alcanzar en éxito deseado.

Uno de los factores por los que las personas no triunfan en la vida, es porque no tienen claro hacia dónde quieren dirigirse. Todos los seres humanos poseen una cantidad  de habilidades y destrezas considerables que les permiten destacarse en múltiples campos profesionales.

Estrategias recomendables para identificar habilidades:

●  Conducir los intereses a la práctica. Una buena forma de descubrir si se es bueno o no en algo, es llevar los intereses a la práctica.

●  Identificar lo que más nos gusta hacer. Es probable que nos interesen muchas actividades, hacer foco en  aquello que llame más nuestra atención.

●  Tomar en cuenta nuestra personalidad. Los rasgos de personalidad influyen en las habilidades que desarrollamos a lo largo del tiempo y, por tanto, en las actividades en las que podemos destacar.

● Enumerar las actividades que se pueden desarrollar a partir de esa tarea que nos encante.

Un buen comienzo para vislumbrar la factibilidad de aplicación de aquello que soñamos, sería realizar una lista de  experiencias que tenemos hasta el día de hoy y tratar de pensar en qué medida, y bajo qué circunstancias hemos logrado aplicar estas habilidades o destrezas. En qué grado de compromiso nos hemos involucrado con  esas actividades para llevarlas a cabo.

Abrir chat
Powered by